5 consejos para cuidar sus alfombras

5 Consejos para cuidar sus alfombras

Las alfombras requieren un mantenimiento regular. Si para ti, cuidarlos es una verdadera tarea, espera a descubrir los trucos de la abuela que encontramos para ti.

Consejo # 1: Aspirar:

Para evitar tener que realizar una limpieza importante cada seis meses, tenga en cuenta que el mantenimiento de una alfombra es una cuestión de todos los días. Aspirar dos veces por semana en modo de cepillado es una de las ideas más fáciles de lograr.

Advertencia: si su alfombra es vieja y muy frágil, evite el modo de cepillo para no dañarla y succionar suavemente.

Consejo # 2: Una infusión de cáscaras de papa.

Si no puede contratar a un profesional para renovar su alfombra, ¡hágalo usted mismo con este eficaz consejo de abuela! Comience elaborando una infusión concentrada de cáscaras de papa, luego frote la alfombra con una esponja impregnada con su preparación.

Dejar actuar unas horas y luego enjuagar con agua limpia con una esponja. Finalmente, déjalo secar evitando circular sobre él.

Consejo 3: Agua de soda y bicarbonato de sodio.

¿Su alfombra ha perdido su hermoso color original y algunas tareas se instalan aquí y allá?

¡Usa agua con gas y bicarbonato de sodio! Con una esponja, cubra la alfombra con agua con gas y frote suavemente con un cepillo.

Deje secar durante media hora y luego rocíe toda la alfombra con bicarbonato de sodio. Una vez que el bicarbonato de sodio esté seco, pase la aspiradora y disfrute del resultado.

Consejo 4: líquido para lavar platos y vinagre blanco.

El vinagre blanco es la cura milagrosa de la casa. ¡Estos usos son múltiples para limpiar, desodorizar y separar! No entre en pánico si su alfombra está sucia o manchada de grasa, primero vierta vinagre blanco en un paño limpio y frote la mancha. Dejar por 15 minutos.

Luego vierta una mezcla de agua y líquido para lavar platos, montado en espuma con una batidora eléctrica o batidor. Frote esta mezcla sobre la alfombra con un cepillo, luego enjuague con agua limpia. Limpie la alfombra con un paño limpio y deje que se seque.

Consejo 5: alfombra manchada y espuma de afeitar.

Por sorprendente que parezca, la crema de afeitar es un aliado para quitar las manchas.

Úselo como quitamanchas aplicándolo en una capa gruesa sobre la superficie de la alfombra.  Dejar durante al menos una hora y frotar vigorosamente con una esponja. También puede dejar que la espuma trabaje toda la noche y luego pasar la aspiradora a la mañana siguiente.

Un consejo de última hora: siempre pruebe su preparación en una esquina de su alfombra para asegurarse de que ésta no la estropeará.