Gestionar la economía doméstica como si fuera una empresa

Gestionar la economía doméstica como si fuera una empresa

Gestionar la economía doméstica con los bancos infórmate. Las tarjetas de crédito son un peligro, no podemos controlar del todo lo que gastamos. Es mucho mejor tener tarjetas de débito y fijar una cantidad máxima diaria.

  • Una buena forma de ahorrar es evitar las compras aplazadas, de este modo evitaras pagar intereses innecesarios.
  • En caso de tener algún préstamo, procura renegociar con tu banco unos intereses mas bajos o busca otros donde te ofrezcan mejores condiciones.
  • Revisa siempre con atención los extractos bancarios y facturas.
  • Compara siempre precios en distintos supermercados y aprovecha las mejores ofertas.
  • Utiliza las tarjetas de fidelidad que muchos supermercados ofrecen y con las que te puedes beneficiar de grandes descuentos y bonificación por ser cliente habitual.
  • El consumo de marcas blancas puede suponer un ahorro importante en tu gasto mensual de tu cesta de la compra.
  • Planificar las comidas de la semana y hacer una lista de la compra antes de ir al supermercado es una manera de comprar solo lo que necesitas. Podrás ahorrarte entre un 20% y un 30%
  • Nunca vayas a comprar con hambre, si sientes el gusanillo toma algo que calme tu estomago antes de ir a comprar, ya que si no compraras con los ojos en vez de con el bolsillo.
  • Las bombillas de bajo consumo pueden suponer un importante ahorro de al menos el 30%.
  • Con termostatos y temporizadores se controlan mucho mejor las temperaturas de la calefacción.
  • El cuarto de baño consume un 65% del agua que se consume en cualquier hogar.
  • Si el inodoro tiene fugas, puede suponer un gasto extra de agua anual de más de 200.000 litros.
  • Si instalamos un cabezal en las duchas con un con reductor de caudal nos ayudara a reducir el consumo de agua a la mitad.
  • No tengas el grifo abierto mientras te enjabonas en la ducha, afeitas o cepillas los dientes. Es mejor abrir el grifo solo cuando de verdad sea necesario.
  • Evita abrir los grifos monomando en la posición central, ya que el agua será fría, pero consumirás gas o electricidad dependiendo del tipo de calentador que tengas instalado.
  • Vigila que los radiadores no tengan nada que los obstruya, como muebles o cortinas, para poder aprovechar al máximo el calor.
  • Compara distintas tarifas para adecuarlas al uso real del móvil, esto puede suponer un ahorro en la factura del móvil de hasta un 30%.
  • En lugar de darle a los pequeños de la casa bollería industrial para el almuerzo, prepárales algo sano en casa, puede ser un bocadillo, un bizcocho elaborado en casa, un poco de fruta variada, etc…
  • Para la ropa del cole, intenta hacer las compras escalonadas, aprovecha la temporada de rebajas. Aun que si tus hijos son cuidadosos con su ropa siempre podrán usarlas sus hermanos o primos.
  • En el transporte escolar, una buena opción es hacer turnos con los padres de los compañeros de los niños y que cada día o semana les lleve uno diferente.
  • Tunear está muy de moda, puedes reciclar sus mochilas o estuches con pegatinas, escudos y si eres mañosa hasta con algún parche bonito.
  • Compartir el coche con compañeros de trabajo o personas que trabajen cerca de la misma zona que tu puede suponer un ahorro hasta del 75% en gastos de peaje y combustible.
  • Revisa tu vehículo siempre que te sea posible. Un coche en mal estado es una hucha sin fondos y consume hasta el 25% más.
  • Comprueba la presión de los neumáticos cada 15 días aproximadamente. Una presión incorrecta supone un gasto extra de combustible de hasta el 5%.